¿Por qué es Francia una potencia económica?

Francia es un país que ha estado recientemente en boca de todos antes y después de la elección de Emmanuel Macron como nuevo presidente de la República Francesa. La campaña electoral previa a la primera vuelta y la sonada segunda vuelta que disputaron el actual presidente y Marine Le Pen (presidenta del Frente Nacional) tuvieron una enorme repercusión en España y que además tenía en vilo a toda Europa.

Todos los analistas y medios de comunicación apuntaban que la victoria de Marine Le Pen sería fatal para Francia pero letal para la Unión Europea, teniendo, además, consecuencias muy malas para España ya que Francia es nuestro principal socio comercial. En este post vamos a ver por qué Francia consigue ser un país tan próspero y rico.

En términos generales, Francia es la sexta potencia mundial y la segunda en la Unión Europea. Hablando de su importancia como mercado, cabe destacar que Francia supone el 14% del PIB de toda la Unión Europea (según datos del Banco Mundial de 2016) y el 13% de su población (66 millones de habitantes aproximadamente).

Estas cifras y datos chocan con la situación de la balanza comercial que actualmente atraviesa el país galo registrando sucesivos déficits comerciales en los últimos años. Aunque en el mercado francés a menudo se pretende impulsar y favorecer la producción nacional, las importaciones de productos más baratos provenientes en gran medida de Asia, encuentran su cómodo hueco en el mercado mientras que la importación de energía también es relevante.

Pero, ¿De dónde viene la fuerza económica de Francia? ¿En qué sectores son fuertes nuestros vecinos?

En primer lugar, sin ser su principal motor económico, Francia es uno de los mayores destinos turísticos a nivel mundial recibiendo millones de turistas cada año gracias al encanto de ciudades como París.

Si nos fijamos en la exportación, sectores como el aeronáutico o el automovilístico se encuentran a la cabeza. Importantes marcas de coches como Peugeot, Renault o Citröen se encuentran muy presentes en un país como el nuestro.

Francia cuenta también con un potente sector farmacéutico que desarrolla multitud de medicinas nuevas y, además, cuenta con importantes firmas de cosméticos y maquillaje que también podemos ver en nuestros lineales más habituales (L’oreal, Garnier, La Roche Posay, etc).

Si atendemos a un servicio tan básico como la distribución nos encontramos con potentes empresas de nuevo: Carrefour es el segundo retailer más grande del mundo por detrás de Walmart. Y también tenemos otras cadenas generalistas como Elecrerc o Alcampo de origen francés con gran presencia en nuestro país. U otras más especializada como Leroy Merlin, FNAC o Decathlon.

Dentro del sector agroalimentario encontramos que los franceses son grandes clientes o competidores de los españoles según el producto. En el sector del vino o el queso la competencia es muy fuerte.

Si hablamos de energía Francia es uno de los grandes exportadores de energía nuclear. Y en el sector de las telecomunicaciones sobresale France Telecom, que es la empresa que engloba Orange.

Pedro Pérez Hernández

Diplomado en Ciencias Empresariales y Licenciado en Economía. En la actualidad estudio un MBA con especialidad en Comercio Exterior en el IME Business School.

LinkedIn 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Pedro Pérez Hernández

Diplomado en Ciencias Empresariales y Licenciado en Economía. En la actualidad estudio un MBA con especialidad en Comercio Exterior en el IME Business School.

¿ Y tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *