Esta Navidad regala a tus hijos un fondo de inversión

Encaramos el final de este año 2017 y con ello una de las épocas que no deja indiferente a nadie: la navidad. Uno de los colectivos que más desean la llegada de estas fechas son los niños. El motivo, la llegada de Papa Noel para algunos y los reyes Magos para otros, que un año más, vendrán cargados de regalos. Para aquellos padres que no sepan bien que juguete regalar este año desde soyeconomista.com les queremos ayudar. Entre juguete y juguete (que muchas veces no sabemos cuál elegir, ya que los tienen todos) podemos preparar a nuestro hijo para el futuro con un fondo de inversión.

Ahorrar para nuestros hijos siempre es una buena idea. Dejarlos preparados para que, llegado el momento, puedan acceder a una buena educación, centrando todos sus esfuerzos en el estudio, y dejarles una base para comenzar es una idea que ronda la cabeza de muchos padres. Es tradición en algunas familias abrir una cuenta bancaria al bebe nacido, incluso un depósito, pero estas no son las mejores ideas en este caso. Aprovechando el horizonte temporal que tienen (18 años hasta la mayoría de edad), la mejor decisión es un fondo de inversión de renta variable.

Unas pequeñas estimaciones nos mostraran por qué esta es la mejor opción. Suponiendo que aportáramos a este fondo una cantidad pequeña (50 euros al mes) y una rentabilidad del 10% anualizada (una rentabilidad normal en un fondo de renta variable a largo plazo), al cumplir los 18 nuestro hijo contará con 28590 euros para poder afrontar los retos que se le vienen encima. Por el contrario, si lo invirtiéramos solamente en renta fija, esta bolsa se reducirá a 15667 euros.

Además, aparte de criterios puramente matemáticos, no está de más como elemento educativo. Enseñar desde pequeños las bondades del ahorro y la previsión frente al consumismo que alcanza su punto álgido en las fechas navideñas es otra de las bondades de este regalo. Finalmente, cabría destacar, por el lado de los padres, el constituir un ahorro que permita afrontar las etapas de mayor gasto de sus hijos sin hacer esfuerzos puntuales a cambio de una pequeña aportación periódica.

Son muchas las ventajas que tienen los fondos de inversión para los niños. Desde criterios de rentabilidad a educativos y de previsión. Por eso, entre juguete y juguete de moda, no olviden dedicar un pequeño porcentaje a asegurar su futuro. Este será sin duda el regalo más útil de todos los que reciban.

Juan Luis Vicente Martín

LinkedIn 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *