Solo 100 banqueros de inversión eligen Madrid tras el Brexit

Tras la victoria del “sí” en el referéndum del 2016, las numerosas empresas financieras elaboraron sus planes de contingencia para seguir operando en el mercado común europeo. Uno de los sectores más jugosos para el resto de las ciudades es el financiero, al cual se lanzaron a la caza el resto de plazas de la Unión Europea.

La ciudad que se ha llevado la palma en este reparto es Francfort (Alemania). Hasta ella han emigrado banqueros de la mayoría de los grandes grupos financieros internacionales (Citi, Credit Suisse, JP Morgan, Morgan Stanley, UBS, etc). Le siguen en esta carrera Dublín y Paris, habiéndose llevado también integrantes de estas firmas.

En cuanto a Madrid, esta se ha quedado mas retrasada. Apenas 100 banqueros provenientes de Credit Suisse, City y Morgan Stanley se afincarán en la capital española tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Motivos de que Madrid sea tan poco atractivo para estas firmas.

  1. Economías de escala: dinero llama a dinero. Las firmas de inversión desean escoger localizaciones cuyo peso en los mercados financieros sea muy alto. Se generan economías de escala si la mayor parte de las entidades están en una plaza debido a la reducción de gastos que conlleva para aquellos clientes para los que trabajan. Un buen ejemplo seria la localización de las tiendas de ropa al lado de otras, lo que hace que quien vaya a comprar a la tienda “x” pueda pasar sin perder mucho tiempo a comparar con el género de la tienda “y”
  2. Bajo impuesto de sociedades. Muy lejos queda el 12% de Irlanda del 30% que paga en España una sociedad por sus beneficios.
  3. Seguridad jurídica: las entidades prefieren aquellos países con un sistema político estable, donde no se amenacen los contratos firmados y las condiciones establecidas a su llegada.

En conclusión, Madrid ha perdido una importante oportunidad de hacerse con uno de los efectos beneficiosos que genera el Brexit. Sin embargo, puede ser utilizado como lección, más ahora en época electoral, de la necesidad de evolucionar hacia ser un lugar apetecible para hacer negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *