Por qué se ha reducido el déficit comercial en España

Desde hace un tiempo se viene observando un hecho muy positivo en la economía española: la notable reducción del déficit comercial. Es decir,  la diferencia entre  las importaciones respecto a las exportaciones que se registra en la balanza comercial es más pequeña (con una clara ventaja para las importaciones). Como en nuestro país el saldo entre estas magnitudes es negativo,  somos un país deficitario en términos comerciales al importar más bienes y servicios de los que exportamos. Dicho déficit comercial se debe a múltiples factores entre los cuales cabría destacar la baja competitividad de nuestra economía.

¿Qué factores han contribuido a la reducción del déficit?

Desde que la crisis económica llegara a nuestro país, con la contracción de la demanda interna como una de las consecuencias, muchas empresas comenzaron a mirar al exterior buscando nuevas oportunidades de negocio con las que poder paliar la caída del mercado nacional. Esto  ha sido clave para que se hayan alcanzado estos datos. Por otro lado, no menos importante ha sido la caída del precio del petróleo. Si tenemos en cuenta la extrema dependencia energética de España con el exterior, de donde compra todo el petróleo que consume, vemos una parte de la disminución de las importaciones. Además, hay que sumar la depreciación que ha sufrido el euro frente a otras divisas (un 10 % frente al dólar en el último año).

Por último, como se ha dicho antes, la baja competitividad de la economía española está presente en este escenario: los españoles demandamos más productos del extranjero de los que se fabrican dentro de nuestras fronteras. Por ello, cuando el consumo se contrae, esto afecta no sólo a la demanda interna, como se ha señalado, si no que se deja notar también directamente en las importaciones que han bajado. Menor capacidad de compra, menor número de importaciones. Además, según ha sido indicado ya por muchos analistas, a medida que comience la recuperación y ganemos poder adquisitivo, las importaciones comenzarán a aumentar. La convergencia de estos factores, algunos estructurales, y otros coyunturales, han motivado la disminución de las importaciones mientras que a la vez aumentaban las exportaciones.

Entre enero y marzo de 2016 los datos fueron los siguientes:

tabla-icex
Fuente: ICEX

 

datos-icex
Fuente: ICEX

 

La situación sigue siendo mala, aunque no debemos dejar de valorar la parte positiva (sobre todo el aumento de la exportaciones) sin olvidar que los factores coyunturales han estado muy presentes y que seguramente la situación se vuelva a revertir a medida que avance la recuperación.

Pedro Pérez Hernández

Diplomado en Ciencias Empresariales y Licenciado en Economía. En la actualidad estudio un MBA con especialidad en Comercio Exterior en el IME Business School.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *